Impresión 3D – ¿De qué va esto?

Desde un llavero hasta una casa entera, pasando por una casita de chocolate; parece que las impresoras 3D se atreven con cualquier cosa. Pero…¿Qué es la impresión 3D? ¿Cómo se lleva a cabo? ¿Para qué sirve? Sigue leyendo que nosotros te lo contamos…

Vamos a empezar diciendo que aunque no lo creáis la impresión 3D ya lleva con nosotros más de 30 años…pero antes de nada…¿qué eso de la impresión 3D? Mientras que la impresión de tinta de nuestras ya hiperconocidas impresoras caseras nos permiten plasmar imágenes en un papel, las impresoras 3D nos dan la posibilidad de crear objetos tridimensionales. Podemos diseñar lo que se nos ocurra en un ordenador (o en un tablet, o incluso un móvil) y la impresora 3D le dará forma y solidez: tendremos físicamente aquello que hemos imaginado unas horas antes.

¿Cómo funciona? 

Como hemos adelantado al principio de este post, durante los años 80 los investigadores empezaron a «jugar» con esta idea de imprimir objetos, y se fueron  desarrollando diferentes tecnologías de las que os hablaremos en post posteriores. Durante los años 90 hubo importantes avances sobre todo con el punto de mira en el campo médico y odontológico, y ya en los 2000, algunos de los desarrollos habían avanzado en simplicidad y los costes ya eran lo suficientemente asequibles para que las impresoras 3D empezaran a llamar a la puerta de nuestras casas. Este tipo de impresoras de las que hablamos se basan en lo que se llama fabricación aditiva, en la que capas de material se superponen para crear un objeto tridimensional. Algo parecido a esos puzzles 3D en los que ponemos capas de cartón una sobre otra hasta tener una escultura de Tutankhamon. El proceso de fabricación aditiva de una pieza 3D se basa en un diseño original, que un programa informático divide en capas, y lo convierte en un código que le da a la impresora las información necesaria para crear el objeto, ya sea derritiendo material siguiendo un recorrido determinado (impresoras FDM) o solidificando capas enteras de material mediante luz ultravioleta (DLP).

Creación de una pieza 3D

¿Y esos materiales? ¿De qué tipo son?

El más extendido para la fabricación de piezas 3D en el ámbito general es el plástico, pero en entornos industriales se utilizan metales o cerámica, en el sector culinario pasta alimentaria, y en aplicaciones médicas se han llegado a imprimir tejidos vivos gracias a la bioimpresión.

Impresora de cerámica (Atr: Cerambot)

¿Hasta dónde llega la impresión 3D?

Podemos ver que la Impresión 3D ya está en todas partes: en el mundo artístico, el industrial, el de la construcción, el culinario, en la moda, en el médico y veterinario, …y en lo que más nos gusta a Rojo Delta, el sector lúdico y de ocio.

¿Qué te ofrecemos en Rojo Delta?

Barril impreso en 3D para juegos de mesa

Nosotros utilizamos impresoras FDM con filamento plástico, e impresoras DLP de resina. En nuestra tienda online verás que nos gusta diseñar accesorios y mejoras para Airsoft y juegos de mesa, pero podemos realizar diseños y adaptar los materiales y calidades a las necesidades del cliente: merchandising, objetos de decoración, trofeos, piezas de repuesto, prototipos, …También ofrecemos servicios de impresión para tus propios diseños o los que hayas adquirido en internet. Y por supuesto, si tienes dudas, si no te atreves a montar esa impresora que te han regalado, si necesitas asesoramiento o servicio técnico, ponte en contacto con nosotros y vemos cómo podemos ayudarte.